REPARACIONES DE ALBAÑILERÍA, FONTANERÍA, ELECTRICIDAD Y MECÁNICA:

           El sector del mantenimiento integral de piscinas es un campo mucho más amplio y complejo de lo que pudiera parecer a simple vista ya que en la práctica, éste va mucho más allá de la mera conservación de sus aguas y de la adecuada contratación de su personal. Por el contrario, detrás del funcionamiento aparentemente sencillo de una piscina, subyace todo un delicado equilibrio de coordinación y sincronicidad entre todas y cada una de las distintas áreas que componen la misma, como puede ser: la parte referida a la electricidad, a la fontanería, albañilería e incluso a la propia motora proveniente de todos circuitos hidráulicos y demás componentes mecánicos que la integran

           Por este motivo, es habitual que durante los meses estivales de vacaciones cuando las instalaciones funcionan a pleno rendimiento, e incluso cuando éstas permanecen cerradas durante largos periodos de tiempo, que sufran todo tipo de averías, roturas o desperfectos que pudieran afectar considerablemente al correcto funcionamiento de la propia piscina y de las zonas pertenecientes a ésta; de manera que de no subsanarse estos problemas con prontitud y acierto, podrían poner en peligro la continuidad de la apertura de sus instalaciones; y por tanto, del disfrute de las mismas hasta su nueva habilitación.

           En este aspecto, Ola-Wave, S.L., es una empresa que nace con el único objetivo de cubrir y satisfacer todas y cada una de las necesidades que puedan plantearse dentro del mundo de las actividades acuáticas, ya que no sólo se dedica al mantenimiento integral de piscinas y a la enseñanza de la natación en su centro de docencia especializada para tal fin, sino que al ser una empresa constructora de piscinas puede acometer de primera mano, sin subcontrataciones externas, todo tipo de reparaciones, remodelaciones y averías, motivo por el cual podemos ofertar la mejor relación/precio/calidad del sector en este ámbito. Las averías o reparaciones más frecuentes pueden catalogarse en cuatro grandes grupos según la naturaleza de las mismas, por lo que éstas pueden estar relacionadas con el ámbito de la albañilería, fontanería, electricidad o con la propia mecánica proveniente de los motores integrantes en el funcionamiento general de la misma y de sus instalaciones.

Fontaneros

REPARACIONES GENERALES DE FONTANERIA:

           Las relativas a las pérdidas de agua provenientes tanto de los vasos gunitados como de los prefabricados, así como de sus correspondientes tuberías generales o de sus sistemas de filtración y depuración.

REPARACIONES GENERALES DE ALBAÑILERÍA:

           Las reparaciones más habituales en este ámbito son: las relativas a la rehabilitación de vasos que presenten cualquier tipo de anomalías como: grietas, roturas o averías ocultas. En este último caso, sería absolutamente necesario el empleo de cámaras especializadas en visión nocturna y subterránea, o la realización de pruebas mediante el empleo de aire, gas o agua a presión.

           Otras obras de albañilería pueden ser: el arreglo por roturas o resquebrajamientos de gunitados, poliéster, fibra de vídrio u hormigón en piscinas compuestas por estos materiales. La recolocación o sustitución total/parcial de revestimientos vítreos –gresites-, baldosas, piedras perimetrales, piedras desbordantes o de playa; así como de suelos de maderas en la zona perimetral de la piscina u otras adyacentes a la misma.

           Por otra parte, la mayoría de estos problemas provocan filtraciones en las paredes de los vasos que con el tiempo, dan lugar a todo tipo de problemas de diversa envergadura, por lo que en ocasiones, hay que acometer otras obras de mayor calado como las impermeabilizaciones realizadas con productos de morteros o con telas aislantes especiales, con objeto de corregir las humedades, filtraciones, corrimientos de tierra, e incluso hasta corrección de desniveles que hayan podido provocar las mismas.

           Asimismo, suelen ser también muy frecuentes las reparaciones en: pediluvios, platos de ducha, canaletas de desbordamientos, Skimmers, escaleras de obras dentro del propio vaso o dentro del recinto de la propia playa, pozos de compensación, depuradoras, etc.

            Por último, son asimismo muy comunes las pequeñas obras relacionadas con el mantenimiento integral de invierno destinadas a reparar: cobertores/lonas, toldos y la sustitución de los herrajes, tortillería, tejidos y cuerdas en los mismos; bien por corrosión, pérdida, rotura o desgaste general en estas estructuras o en sus correspondientes sistemas de ajustes y anclajes.